Vulnus

 

 

El proyecto aborda  al cuerpo desnudo e indefenso como el nuevo territorio conquistado, excavado y violentado. El cuerpo es entonces el escenario de la depredación, es el paisaje domesticado a través de la fuerza transformadora de la maquina, en un claro ejercicio de poder e imposición.

 

La herida (vulnus) es la huella de la intervención sobre ese cuerpo-territorio, es el signo de una biopolítica que lo somete, doméstica y lo altera. De manera que la luchas y resistencias desde el cuerpo, no son ajenas a las que se dan en los territorios para mantenerse vivos y estables. Entendiéndonos así, como parte de un sistema simbiótico.

Date

septiembre 26, 2018